Un giro de 180º

Mudando nuestra piel

Cuando llegué a Stadium Casablanca escuchaba en reiteradas ocasiones aquello de: “vamos a actualizar las herramientas de gestión, desarrollar una oficina virtual, eliminar por completo el papel,  cambiar el enfoque de la web, …”,  Pero todavía no era capaz de imaginar lo trascendentales que iban a resultar esos cambios en nuestro funcionamiento interno.

Con el paso de las semanas me fui dando cuenta de que se venía algo grande, un proyecto tremendamente ambicioso que iba a romper con lo anteriormente establecido entre cuyos objetivos se encontraban basicamente dos: maximizar la productividad y optimizar recursos. Pero, ¿en qué se traduce realmente esta transformación digital integral?. Se me ocurren numerosos beneficios que se derivan de aquélla a nivel cualitativo, pero me centraré en los más significativos para no alargar en exceso este artículo.

El más evidente es la desaparición del papel, de manera que no solo eliminamos el riesgo de perder información por el camino, si no que todos los miembros del equipo seremos capaces de editar un documento en tiempo real, comprobar su historial de modificaciones y por supuesto, saber su ubicación en todo momento. Esto es la llamada trazabilidad, muy característica en los entornos digitales y que, como queda dicho, facilita un trabajo más eficiente y seguro.

Otro concepto a tener en cuenta a la hora de valorar la digitalización en los procesos productivos de una empresa es el aumento de la flexibilidad laboral. Todo esta en la Red, así que se acabó el depender exclusivamente de tu ordenador. Te puedes conectar desde cualquier dispositivo en cualquier momento si alguna circunstancia puntual así lo requiere.

Para acabar, no me gustaría dejar de señalar algunas de las implicaciones que tendrá para el cliente este cambio de modelo que se impone ya en la cultura empresarial.

Comunicación más fluida, más cercana, 100 % personalizada: Podremos segmentar gran cantidad de información en función de múltiples variables, lo que nos permitirá adecuar ofertas y servicios atendiendo a los distintos perfiles.

Rapidez y comodidad en la ejecución de ciertos trámites: Un “Area de cliente” en la web (protegida con usuario y contraseña propios) le facilitará realizar cualquier consulta o compra, evitando desplazamientos.

El camino es sinuoso, pero la meta promete. Y mucho.